jueves, octubre 21, 2021

Elba Esther no pagará impuestos, gana amparo contra el SAT

Elba Esther Gordillo, exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ganó un juicio de amparo contra el SAT que la libra de pagar 9 millones 431 mil 418 pesos con 24 centavos en impuestos.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) le atribuyó a la maestra el pago del impuesto sobre la renta (ISR) por el ejercicio fiscal de 2012, pero Gordillo se amparó.

El Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) decidió dejar sin efecto la sentencia que emitió el décimo octavo tribunal colegiado en materia administrativa del primer circuito el 4 de septiembre de 2019, con él la exlideresa sindical estaba obligada a pagar recargos y multas del ejercicio fiscal 2012.

El TFJA otorgó el amparo a Elba Esther Gordillo porque consideró que el SAT realizó un análisis deficiente de las pruebas aportadas durante la revisión del recurso de revocación.

Las pruebas, concluyó el TFJA, “resultan claramente suficientes para acreditar que los depósitos y gastos observados no afectaron positivamente el patrimonio de la quejosa, sino que consistieron en gastos de representación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación; es decir, se trata de gastos erogados que benefician directamente al sindicato”.

La ponencia fue prestada por el Magistrado Carlos Chaurand, se discutió de manera virtual y obtuvo siete votos a favor y tres en contra.

Elba Esther Gordillo regresó a la vida pública en agosto de 2018 después de estar presa cinco años acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero.

El 20 de agosto de 2018, en la que era su primera aparición pública tras su exoneración, la sindicalista, de 73 años, volvió a la esfera pública con todo y arropada por los suyos, que no dejaron de aplaudirla. “Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política, de acoso e injusticia”, dijo en esa ocasión tono teatral.

También atacó al Gobierno del entonces Presidente Enrique Peña Nieto por una “orquestación perversa” en su contra, que compraron los medios. Pero “Hoy esta guerrera está en paz”, continuó la mujer, acusada de desviar 2 mil 600 millones de pesos de fondos sindicales para beneficio personal.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: