viernes, abril 23, 2021

El futuro brillante de la inversión en metales preciosos

Por excelencia, los metales preciosos son activos de refugio. Muchos creen que su valor  se reduce a su utilidad industrial. No obstante, en tiempos de agitación económica, guerras e incertidumbre política, son una alternativa útil para los inversionistas. Su valor se mantiene, incluso más que el del papel moneda. Además, este tipo de inversión es una buena opción cuando no hay confianza en la bolsa.

Históricamente, el mercado de metales preciosos se mueve en dirección opuesta al de valores. Esta correlación le ofrece a los inversores una alternativa viable en caso de que las acciones caigan. Igualmente, existen mercados secundarios de diferentes metales preciosos que pueden actuar como barrera si el precio de los principales metales en el mercado cae por debajo de los estándares de rendimiento.

El oro es el metal precioso número uno usado por los comerciantes e inversores, convirtiéndose así en el líder en el mercado de materias primas. Su precio fluctúa constantemente y evoluciona dependiendo de diversos factores. Generalmente, el precio del oro se cotiza en dólares, aunque la onza también puede cotizarse en otras divisas.

Otro metal precioso que ocupa una posición de liderazgo en el mercado de materias primas es la plata. Aunque no es tan valiosa como el oro, ambos metales tienen una correlación positiva, pues la plata tiende a seguir la misma dirección del oro. Es considerada como una de las monedas más antiguas del mundo. Su valor es volátil, ya que se ve afectado por la demanda de inversión, al igual que por la demanda u oferta industrial.

El platino también es uno de los metales preciosos más valiosos en el mercado, pues es más raro que el oro y la plata. Se utiliza en la joyería, la industria automotriz, química e informática. El platino es objeto de una fuerte demanda industrial y de inversiones que afectan su precio. África y Rusia son los principales productores de platino en el mundo.

Igualmente, el paladio es sumamente atractivo para aquellos inversores que están en la búsqueda de un buen negocio. Es un metal precioso muy raro y escaso, que también es utilizado para la producción de equipos electrónicos. Además, es un producto que evita la contaminación del aire. Esto aumenta su demanda en la industria automotriz, debido a las normas sobre emisión de gases para proteger al medio ambiente.

Por último, tenemos al cobre. Es más barato en comparación a los metales preciosos mencionados previamente. Se emplea en la producción de motores, generadores, cableado y diversas maquinarias. Gracias a su relevancia en el sector industrial, es un popular barómetro general de la economía mundial, además de tener una gran volatilidad.

La inversión en metales preciosos continuará siendo rentable este 2021. A pesar del impacto de la pandemia de COVID-19 en los mercados, los metales disfrutaron de unas ganancias impresionantes durante el año pasado. El oro se disparó hasta un nuevo máximo histórico, al igual que la demanda de la plata subió un 16% en 2020.

Por otro lado, con la administración del presidente Joe Biden, las tensiones entre Estados Unidos y China continuarán. Este factor, sumado a las expectativas de crecimiento de la inflación, debería incrementar el precio del oro en un 14%, hasta llegar a una media de 2.030 dólares la onza.

En cuanto a la plata, seguirá la tendencia en alza este 2021, de la mano con el oro. La reactivación de la producción minera y del reciclaje permitirá que el suministro global de plata llegue a su nivel máximo de los últimos siete años. Se estima que, este año, la plata llegará a las cifras que tenía antes de la pandemia gracias al sector industrial.

La producción minera de platino también se va a recuperar este año, aunque se mantendrá por debajo de los 6 millones de onzas. Por su parte, el aumento del precio del paladio continuará, gracias a la ampliación del déficit físico, provocado casi exclusivamente por las ganancias en el sector de automotriz.

Con este brillante panorama por delante, la inversión en metales preciosos es una opción segura y confiable. Resulta útil para aquellos que buscan proteger sus ingresos de la inflación y también es efectiva contra la inestabilidad financiera.

Similar Posts