Inicio / Ciencia / El caso de Noah y otra gente sin cerebro

El caso de Noah y otra gente sin cerebro

A los padres les dijeron que se prepararan para lo peor. El niño que esperaban, si sobrevivía al parto, tendría un futuro horrible, se quedaría discapacitado mental y físicamente. La espina bífida y la hidrocefalia le habían dejado sólo un 2% de función cerebral. Y Shelly, que estaba de 12 semanas, se derrumbó. «Empecé a preparar su entierro mientras estaba embarazada», admitió la madre, de 44 años, en el medio digital inglés Cumberland News & Star.

Las pruebas mostraban que en la cabeza de Noah (foto izquierda) había más líquido que masa gris, un cerebro poco mayor que una naranja. Una rara anomalía que ponía fecha de caducidad a la existencia del pequeño Noah: 15 días de vida tras el alumbramiento. Y, sin embargo, a los dos años, estaba sentado derecho, cantando, e incluso jugando con la PlayStation. Y progresando.

Hoy, con cuatro años cumplidos, el milagro Noah continúa desafiando a la ciencia médica y su caso, por extraordinario, se ha convertido en materia de estudio en universidades, hospitales y centros de investigación. Y no es el único. Michelle Mack, una mujer de 42 años de Virginia (EEUU), nació con medio cerebro, circunstancia que pasó completamente desapercibida hasta que cumplió 27 años. Mientras tanto, Michelle se había graduado en la universidad y llevaba una vida normal.

Trevor Waltrip, nacido en Louisiana en la víspera de Navidad en 2001, desafió todas las predicciones durante 12 años. Vino al mundo con hidro-anencefalia (los hemisferios del cerebro no existen y en su lugar sólo hay dos sacos llenos de líquido cefalorraquídeo). Sin embargo, como tenía tronco cerebral, podía respirar, su corazón latía y respondía a algunos estímulos, aunque vivió ciego y sin habla. Las 12 semanas de esperanza de vida inicial se convirtieron en 12 años, los que vivió rodeado del afecto de toda su familia.

 

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017.

A %d blogueros les gusta esto: