Inicio / Ciencia / El carbón causa más de 700 muertes

El carbón causa más de 700 muertes

En 2014, la contaminación de las centrales térmicas de carbón españolas provocó 709 muertes prematuras y 459 hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares. Estas son algunas de las principales conclusiones que se desprenden del estudio Un oscuro panorama.

Los efectos en la salud de la quema de carbón en España durante 2014, elaborado por el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) después de analizar las emisiones contaminantes generadas por las centrales térmicas españolas durante el año 2014. El estudio, presentado esta mañana en Madrid, destaca también los efectos que este tipo de contaminación tiene en los más pequeños, con la contabilización de 10.521 nuevos episodios de asma detectados en niños asmáticos. En cuanto a las bronquitis, el estudio ha contabilizado 1.233 de bronquitis en menores y 387 de bronquitis crónica en adultos.

Ana Barreira, directora del IIDMA, Carlota Ruiz-Bautista, abogada especialista en derecho ambiental y Massimiliano Patierno, ingeniero ambiental (ambos también pertenecientes al IIDMA) han sido los encargados de exponer los datos del estudio destacando que es «sin duda, la zona noroeste de España la más afectada por la contaminación atmosférica». Así, Ruiz-Bautista señala que «existe una relación bastante evidente entre la exposición a corto plazo de esos contaminantes con las enfermedades respiratorias: un habitante de Asturias tiene 6,1 veces más probabilidades de fallecer debido a la contaminación causada por las partículas en suspensión PM2.5 (más conocidas como partículas finas) que un habitante de la Comunidad de Madrid. De igual modo, quienes viven en Castilla y León corren un riesgo tres veces más alto en comparación con la población de Extremadura».

Además, los especialistas han mostrado las pérdidas económicas que se desprenden del impacto de este tipo de contaminación en nuestra salud. Estas pérdidas están valoradas entre 800 y casi 1.700 millones de euros anuales, derivadas del gasto sanitario y la reducción de la productividad causada por el absentismo laboral: 163.326 días de trabajo perdido y 747.686 días de actividad restringida.

Según han aclarado sus responsables, este estudio ha analizado la dispersión de los contaminantes de las centrales térmicas de carbón, como partículas en suspensión PM10 (partículas gruesas) y PM2.5 (partículas finas), Óxidos de nitrógeno (NOx) y el Dióxido de Azufre (SO2), a través de un modelo matemático que tiene en cuenta las variaciones espacio-tiempo de sus concentraciones.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017

A %d blogueros les gusta esto: