Inicio / Justicia / Edomex: Estado de impunidad, corrupción y muerte

Edomex: Estado de impunidad, corrupción y muerte

El Estado de derecho que debería prevalecer a lo largo y ancho del territorio nacional, en el Estado de México es «letra muerta», y lejos de que sus funcionarios encargados de procurar justicia hagan valer la ley y apliquen la misma a quienes violenten este derecho, se han encargado de dar paso a una entidad donde la corrupción e impunidad han tomado «carta de naturalización», donde impera la ley de la dádiva, la que ha hecho multimillonarios a no pocos policías y ministerios públicos a costa del dolor humano, en agravio de miles de víctimas de la injusticia, como es el caso del ciudadano palestino Nabil Alkhalil, cuyo «pecado» fue haber caído en las redes de un empresario vendedor de vehículos asesino y ladrón.

¡Ya basta de quebrantar la ley!

A unos días de que el cobarde y artero crimen cumpla tres meses -24 de noviembre-, la muerte de Nabil Alkhalil -la que dejó un lugar enlutado, una viuda y tres huérfanos, entre otros- sigue sin esclarecerse, pero no es por falta de elementos y pruebas, sino por la impunidad y corrupción que impera en la Fiscalía General del Estado de México, al mando de Alejandro Gómez Sánchez, la que todo indica «recibió un millonario cañonazo de dinero» para no proceder penalmente contra el propietario de la empresa automotriz Luxury Rides México, Javier Armando Núñez Gutiérrez, conocido en el mundo del hampa como «El Pelón», negociación en la que se cometió el artero asesinato, el que «duerme el sueño de los justos».

De acuerdo con información contenida en la carpeta de investigación, a la que unomásuno tuvo acceso, el 24 de agosto próximo pasado, Nabil acudió a la empresa referida, ubicada en la calle Jorge Jiménez Cantú, manzana 3, lote 10, local uno, Circuito Plaza Esmeralda, colonia Rancho Viejo, de Atizapán de Zaragoza, a efecto de que «El Pelón» le pagara los vehículos que le había dejado a consignación, y los cuales tienen un valor de varios millones de pesos. Lejos de recibir su dinero, Alkhalil recibió cinco balazos, los que le cortaron de manera instantánea la existencia. Todo ello en el interior del establecimiento.

Hay pruebas y testimonios que acreditan, sin lugar a dudas, el proditorio asesinato, pero las autoridades ministeriales, a la fecha, las han ignorado, como omitieron que Javier Armando Núñez Gutiérrez fuera a declarar a la Fiscalía, lo que ocurrió ocho días después, hecho contrario a la ley, la que es incuestionable, los fiscales y policías la ponen a disposición del mejor postor, en este caso el arbitrario, violento y criminal Javier Armando, quien continúa en libertad, en tanto que el dolor y desaliento consume a la familia de la inocente víctima, la que espera se proceda conforme a derecho, y a la ley, y hace un llamado a las máximas autoridades federales y estatales para que ello ocurra.

Se estableció que el día de la tragedia, Nabil solicitó entrevistarse con el dueño de la negociación, pero fue interceptado por José Mario Venegas Gónzález, quien cuidara de la integridad física de Javier Armando, quien finalmente lo recibió en sus oficinas, pero sólo para ser ejecutado de cinco balazos, luego de lo cual se dio a la fuga, en tanto que el guardaespaldas era detenido y señalado como el autor material del crimen, por lo que fue encarcelado en el penal de Barrientos.

Sin embargo, al realizarle a éste la prueba de rodizonato de sodio -anteriormente conocida como prueba de Harrison- la misma, al igual que a Nabil, le resultó negativa, es decir, que no había disparado ningún arma de fuego, por lo que no era posible hubiera cometido el asesinato. Sin embargo, la Fiscalía mexiquense lo consignó por el homicidio calificado en agravio de Alkhalil, estimándose querecibió una fuerte suma de dinero para evitar que su patrón fuera detenido y encarcelado. No hay duda que poderoso caballero es don dinero. A la fecha, «El Pelón», quien durante algunos días se ocultó en Santiago de Chile, luego de viajar a Cancún, goza de libertad e impunidad, ello, gracias al «atropello» del Estado de derecho que ha realizado la Fiscalía encabezada por Gómez Sánchez, quien debe ser llamado a cuentas por su posible participación en la infamia.

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2018