Inicio / Deportes / Dueño de los Patriotas se declara inocente de cargos por prostitución

Dueño de los Patriotas se declara inocente de cargos por prostitución


Robert Kraft se declaró inocente de todos los cargos, renunció a su derecho a ser procesado y solicitó un juicio por jurado
Robert Kraft, dueño de los New England Patriots, se declaró inocente de dos delitos menores por solicitar prostitución.
Kraft, de 77 años, se declaró inocente de todos los cargos, renunció a su derecho a ser procesado y solicitó un juicio por jurado en una breve presentación ante el tribunal en el condado de Palm BeachFlorida, este martes.
Kraft fue acusado el mes pasado después de que la policía revelara que lo habían captado en una cinta de vigilancia en enero pagando por actos sexuales dos veces en dos días en un spa de Florida.
Los fiscales se habían ofrecido a retirar los cargos si Kraft admitía que el estado tenía pruebas suficientes para condenarlo y si pagaba una multa de 5 mil dólares, pero rechazó el acuerdo.
Según el acuerdo, Kraft también habría tenido que realizar 100 horas de servicio comunitario y asistir a una clase sobre los peligros de la prostitución y su conexión con la trata de personas. Además, habría tenido que comparecer ante el tribunal y hacerse un examen para detectar enfermedades de transmisión sexual.
Kraft fue señalado entre una gran cantidad de hombres y empleados del spa señalados por ser parte de una gran red de prostitución que abarcaba varias jurisdicciones.
El viernes, el equipo legal de Kraft expresó su sorpresa de que la policía planeara revelar el video en el que supuestamente se muestran actos sexuales pagados dentro del spa.
‘Lo siento de verdad. Sé que he lastimado y decepcionado a mi familia, a mis amigos cercanos, a mis compañeros de trabajo, a nuestros fanáticos y a muchos otros que, con razón, me imponen un estándar más alto”, se lee en un comunicado dado a conocer por Kraft.
“A lo largo de mi vida, siempre he tratado de hacer lo correcto. Lo último que querría hacer es faltarle el respeto a otro ser humano. Tengo un respeto extraordinario por las mujeres; mi moral y mi alma fueron moldeadas por la mujer más maravillosa, el amor de mi vida, que tuve la bendición de tener como mi socia durante 50 años”, continuó, refiriéndose a su esposa Myra, con quien se casó en 1963 y quien murió de cáncer de ovario en 2011.
“A medida que avanzo, espero seguir utilizando la plataforma con la que he tenido la suerte de ayudar a los demás y tratar de marcar la diferencia. Espero ser juzgado no por mis palabras, sino por mis acciones. Y a través de estas acciones, espero recuperar su confianza y respeto “, concluyó Kraft.

Redacción unomásuno
unomásunomx@gmail.com
D.R. unomásuno, UTV 2019