Inicio / Nacional / Directora de Conagua se pronuncia por una nueva ley en la materia

Directora de Conagua se pronuncia por una nueva ley en la materia

La directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, se pronunció ante diputados por crear una nueva ley general de aguas, porque la actual está “muy parchada” y no es sencillo componerla. Durante la inauguración de la Semana Temática Agua, Saneamiento y Conservación, en la Cámara de Diputados, señaló que “México es de contrastes, por lo que se tiene que entender cuál es la situación del país para hacer una ley ad hoc sin copiar la de otras naciones. Es importante buscar una legislación que refleje la diversidad de recursos naturales y culturales”. Durante su conferencia magistral “El agua en México: Retos en la legislación y cumplimiento de la normatividad vigente”, puntualizó que la norma tendrá que basarse en los principios del derecho humano al agua, su concepción como recurso renovable, y tiene que haber una autoridad que defienda y asegure que todos cuenten con ella. Recomendó no privatizar los recursos ni el servicio y preservar el ambiente. Es necesario recuperar el tema de que el agua debe pagar el agua, porque, agregó, “ésta genera recursos, sin embargo no van directo al sector, el dinero que se paga no se invierte en él”. Es relevante mejorar la colaboración con los estados y municipios a nivel central,  tener corresponsabilidad entre gobierno y ciudadanos, planear con justicia social, porque a los que más se les quitado el recurso es a los pobres, añadió. En el tema de la administración, consideró importante lograr una técnica sustentable por cuenca y acuíferos y fomentar la participación de usos y usuarios. Subrayó que los ejes rectores de la política nacional son avanzar en el tema de seguridad hídrica privilegiando la prevención, así como tener más y mejores servicios para la población, la agricultura y todas las actividades productivas. Conagua no tiene atribución de definir quién es usuario. “En lo personal, el fracking o fracturación hidráulica no me gusta, pero si se decide que va a haber fracking, este es un usuario, y la Conagua le tiene que dar agua, por lo que la discusión de éste no debe estar en la ley”. Al exponer los retos que se enfrentan, subrayó que la sobreexplotación de agua subterránea es un asunto grave en México y en el mundo, y debe ser atendido, “hay varias cuencas en el país en donde hay veda absoluta”. “Es prioritario atender la falta, deficiencia del saneamiento y el reúso del líquido,  tradicionalmente no se ha reconocido que el agua es un recurso renovable, de ahí la importancia de tener una autoridad clara y lo suficientemente fuerte para su manejo”, explicó. Hay que poner atención a la falta de cobertura adecuada para el suministro del sector hidro-agrícola, así como la seguridad y el mantenimiento de las presas, ya que no se ha atendido su infraestructura y hay 55 de ellas en riesgo. Dijo que no hay transparencia en la administración del agua, por lo que es necesario contar con un sistema en línea en el que se revise quién solicita una concesión y darle seguimiento para garantizar certeza jurídica, transparencia y evitar la corrupción. Estimó que es complicado recuperar el Lago de Texcoco porque es enorme; toda la zona representa al área de Oaxaca y medio, entonces recuperar eso sería imposible. Consideró que sí debería recuperarse el Lago Nabor Carrillo, que actualmente está al 40 por ciento, “su operación es muy costosa y se está evaluando”. En tanto, la titular de la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas de la Ciudad de México, Larisa Ortiz Quintero, dijo que en la ciudad hay casi 160 pueblos originarios, 56 barrios y casi un millón de personas que se autoinscriben como indígenas y muchas comunidades todavía tienen sus territorios con mantos de agua. Y “tienen una gran presión por tratar de abastecer sus necesidades y al mismo tiempo compartir con una gran urbe este líquido tan vital”.

Redacción unomásuno
unomásunomx@gmail.com
D.R. unomásuno, UTV 2019