miércoles, octubre 27, 2021

DIRECTOR GENERAL DE FOMENTO Y ADMINISTRACIÓN PORTUARIA HACE NEGOCIO

Cumplir con el juramento de actuar siempre en beneficio del país, es una tarea nada fácil para la mayoría de los funcionarios que están al mando de las instituciones del gobierno Federal, y es que día con día la corrupción acecha las ganas de hacer bien las cosas, y al contrario impulsa las oportunidades de obtener beneficios particulares.

Para muestra, el sistema aduanal, que por más miras que se le pongan, no deja de ser el tiro al blanco en la economía del país. Esta ocasión, es Carlos Alberto Gómez Martínez, Director General de Fomento y Administración Portuaria, quien aprovechó la ocasión para mover los hilos a su favor y poder llenarse los bolsillos a cuesta de los puertos mexicanos.

Desde la Administración Portuaria Integral (API), de Ensenada, Carlos Alberto Gómez emprendió un negocio, al parecer personal, que pone en riesgo la eficacia y alta competitividad que distingue a los puertos aduanales, en asuntos del comercio exterior, hecho que, por voz propia, dijo está avalado por el Secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán.

De nada valdrán los esfuerzos invertidos en haber logrado un decreto presidencial que separó la Administración de Aduanas del SAT, para otorgarle autonomía y dotarla de mecanismos y facultades que marcarán un nuevo camino libre de corrupción en las 49 aduanas del país, si personajes como Carlos A. Gómez tienen carta abierta para obviar las pronunciaciones del mandatario nacional y, en su caso aprovecharse de los contratos marítimos-portuarios.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: