Inicio / Justicia / Despiden como héroe al alcalde de Valle de Chalco y exigen justicia

Despiden como héroe al alcalde de Valle de Chalco y exigen justicia

En una emotiva ceremonia, con ambiente prehispánico, Valle de Chalco dice adiós al alcalde asesinado

Entre el espeso ruido de los tambores y el penetrante sonido de un caracol por parte de danzantes de Xico, Francisco Tenorio Contreras emprendió el viaje hacia el Mictlán.

Este domingo, el alcalde de Valle de Chalco fue despedido en un homenaje público realizado en la explanada del ayuntamiento, donde su féretro fue cobijado por una nube de incienso, y un halo de música y ritos ancestrales.

El presidente municipal, impulsor de las culturas prehispánicas en esta región del Estado de México, falleció la tarde de este sábado, luego de que se le diagnosticara muerte cerebral tras el ataque armado que sufrió el martes, y después de que su familia decidiera desconectarlo para donar sus órganos.

Fue una persona querida que nos ha dejado de manera inesperada. Era nuestro amigo, compañero solidario y un gran líder de lucha, siempre en busca del bienestar y el progreso de Xico, agregó el danzante, ante más de 4 mil personas.

Hace pocos meses, Tenorio buscó cambiar el nombre del municipio por esa denominación mexica, la cual identifica a un cerro de esta región. Su afán era impulsar y crear identidad a sus habitantes sobre sus raíces.


IDENTIDAD. UN PENACHO PREHISPÁNICO CON EL GLIFO DE XICO FUE COLOCADO SOBRE EL FÉRETRO. FOTO: LESLIE PÉREZ

En el féretro del edil asesinado se colocó un penacho y un pectoral prehispánico con el glifo de Xico, el cual usó el alcalde cuando presentó esa iniciativa. La indumentaria estuvo acompañada por una bandera nacional y, a sus pies, su retrato.

Con este acto queremos dar testimonio de su paso en nuestras vidas y acompañar a su amada familia, a expresar nuestro más sentido pésame y solidaridad en este doloroso momento, destacó el representante autóctono en la ceremonia.

En el homenaje, un coro infantil del ayuntamiento entonó las canciones Amigo y Un Millón de Amigos, de Roberto Carlos, que fueron acompañadas por las palmas de los asistentes.

¡Tenorio! ¡Tenorio! ¡Tenorio!, exclamaba el coro infantil, entre las palmas de los ciudadanos y trabajadores del ayuntamiento, así como alcaldes y diputados locales de Morena.

También hubo exclamaciones de justicia para dar con los responsables de su asesinato, de quienes hasta ahora no se tienen pistas.

Culminado el homenaje, un Cadillac blanco trasladó los restos del morenista por la avenida Alfredo Del Mazo, entre los aplausos de su pueblo, con destino final hacia Juchitepec, para ser sepultado.