miércoles, abril 21, 2021

Descubren nuevo tratamiento contra la inflamación por COVID-19 en Polonia

Investigadores polacos descubrieron un tratamiento capaz de reducir la inflamación generalizada por COVID-19, el cual consiste en la inhibición de la topoisomerasa 1 (TOP1), un tipo de enzima encargada de regenerar la cadena del ADN y la replicación de las células del cuerpo, las cuales se activan durante la infección por el SARS-CoV-2, evitando que el paciente padezca sintomatología grave y reduciendo la mortalidad del nuevo coronavirus.

La investigación, liderada por el Instituto Internacional de Biología Molecular y Celular de Varsovia (IIMCB) en Polonia, se llevó a cabo por especialistas en epigenética -campo de estudio de los mecanismos genéticos- durante los meses de diciembre del 2020 a febrero del 2021, después que se identificaran en las autopsias pulmonares de personas fallecidas por el COVID-19 la sobreexpresión de genes inflamatorios.

Durante la transición entre otoño e invierno, los estudiosos suministraron un fármaco que, habitualmente, es recetado para tratar los cánceres de ovario, de pulmón y cuello uterino, conocido bajo el nombre de Topotecán (TPT). Este medicamento se receta alternativamente, luego que otros fármacos fallaron durante el proceso de quimioterapias.

El grupo de investigadores, liderados por la inmunóloga Jessica Sook Yuin Ho, aplicó dos dosis de Topotecán en hámsteres de laboratorio. Para ello, basaron su trabajo en evidencia científica previa, acerca de la funcionalidad del fármaco. Del mismo modo que llevaron a cabo un análisis de la expresión genética de los roedores y observaciones dentro y fuera de su organismo.

Los resultados, publicados en “Cell”, demostraron que el fármaco TPT suprime la expresión de genes inflamatorios, que desencadenan la llamada “tormenta de citoquinas”, que forma parte de la respuesta del sistema inmunitario frente al COVID-19. Dichas proteínas son las responsables del ataque de las células inmunes a los pulmones, la coagulación de la sangre y el mal funcionamiento de diferentes órganos del cuerpo.

De acuerdo con Yuin Ho, el tratamiento con TPT, administrado hasta cuatro días después de diagnosticar un caso positivo del SARS-CoV-2, reduce la morbilidad y mortalidad en un modelo de ratón transgénico -concebido artificialmente mediante ingeniería genética-.

“Estos resultados -declaró la microbióloga- apoyan el potencial de la inhibición de TOP1 como una terapia eficaz dirigida al huésped contra la infección grave por SARS-CoV-2”. Además, expuso que el fármaco TPT y sus derivados son inhibidores, que pueden adquirirse a un módico precio y se encuentran disponibles en varias regiones del mundo.

Sin embargo, la experta en biología molecular recalcó que, “se necesitan ensayos clínicos para evaluar la eficacia de la reutilización de inhibidores de TOP1 para COVID-19 grave en humanos”, por lo que espera que los hallazgos arrojados por la investigación de IIMCB sirvan para ampliar el número de estudios en torno a la relación entre la topoisomerasa 1 y el COVID-19.

Este medicamento que ya ha sido aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) en Estados Unidos (EU), es administrado por vía de infusión en la vena intravenosa (IV). La cantidad administrada de TPT varía, comúnmente en otras clases de tratamientos, de factores como la altura y el peso, de la misma manera que se toman en cuenta si el paciente padece otros problemas de salud.

Sin embargo, su uso combinado con otros fármacos puede ser contraproducente, por lo que no deberá ser administrado sin la indicación de un especialista.

Similar Posts