Inicio / Mundo / Decenas de argentinos protestan contra «travesticidios» en marcha nacional

Decenas de argentinos protestan contra «travesticidios» en marcha nacional

 

Diferentes organizaciones del colectivo LGTBQI formaron parte hoy en Buenos Aires de la segunda marcha nacional contra los «travesticidios», asesinatos de personas travestis y transexuales a manos de hombres, que reclamaron, se han elevado a 90 en los últimos años en Argentina.

Cientos de mujeres travestis viven condiciones de esclavitud laboral por la prostitución a las que se ven obligadas a acudir por no conseguir trabajo, sin hogar por ser descartadas a la hora de alquilar una vivienda, y en situación de calle y sin el cumplimiento de sus derechos fundamentales, según denuncian estas asociaciones.

Es por eso, que decenas de activistas de organizaciones sociales y políticas relacionadas con el colectivo LGTBQI -que pide la igualdad de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, queer e intersexuales-, hicieron este miércoles de la emblemática Plaza de Mayo el escenario donde protestaron «por la vida», «contra la violencia» y en pro de la igualdad «entre todas las personas».

Para Noelia Belén Luna, presidenta del Movimiento de Integración Sexual, Étnica y Religiosa (Miser) -y una de las organizadoras del encuentro-, si bien Argentina ha avanzado socialmente con las leyes de identidad de género, la violencia contra travestis y transexuales es «muy grave».

Según explicó Luna en diálogo con Efe, cuando la sociedad habla de transfobia, no se habla únicamente de un temor o miedo hacia una persona, sino que también se habla de «odio», algo que para ella se reconoce en las 90 mujeres trans/travestis que, concretó, fueron asesinadas por su condición en los últimos dos años.

La violencia contra la que se enfrentan, relató, no se define solo en el plano físico, sino que es una discriminación con la que viven desde que nacieron y que sufren en mayor medida es la de la «criminalización» que les despoja de sus «derechos».

«Es preferible criminalizarnos, decir que somos traficantes de drogas, de personas o de mujeres, o desde la prostitución, y no decir la realidad en la que estamos viviendo», dijo Luna.

Uno de los emblemas de la marcha fue la imagen de Diana Sacayán, una transexual argentina, conocida por ser una de las principales activistas de la lucha por el reconocimiento y la inclusión social del colectivo travesti en Suramérica, que murió supuestamente a manos de su pareja en 2015 y cuya causa, subrayó Luna, «no fue investigada».

Tras la fotografía de Sacayán y de otras mujeres con casos similares, bajo el emblema «basta de travesticidios», y con un amplio dispositivo policial a sus espaldas, el colectivo quiso poner voz a los «asesinatos a pie de calle», como los describió Vicky Izquierdo, una de los miembros del Frente Federal Trans y Travestis de Argentina, y un símbolo de la lucha del colectivo en el país.

«El cupo laboral trans ayudaría a muchas de nuestras compañeras a que puedan trabajar dignamente, a que puedan alimentarse, a tener una vivienda. Porque también tenemos la problemática en Argentina de que por el hecho de ser travesti o ser trans no nos alquilan», expresó Izquierdo.

El «cupo laboral trans» al que se refirió Izquierdo no es otro que una Ley que pretende ser impulsada por estos colectivos y que obligaría a las empresas a tener «al menos un 1 %» de personas travestis o transexuales» contratadas, y que terminaría con la brecha laboral a la que se enfrentan, defendió Vera Cebile Rivellino, una de las asistentes a la protesta.

Con la legalización de las bodas entre personas del mismo sexo en 2010, el país austral se convirtió en el primer país de Latinoamérica y el décimo del mundo en reconocer ese derecho.

En 2012 se dio el sí a la Ley de Identidad de Género, que garantiza el derecho al reconocimiento de la identidad de género autopercibida.

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017