Inicio / Nacional / COVID-19, se convierte en el aguafiestas de las quinceañeras en México

COVID-19, se convierte en el aguafiestas de las quinceañeras en México

El COVID-19 aguó la fiesta de muchas quinceañeras, ya que han cancelado la ceremonia tradicional en la que son presentadas en sociedad.

Alyson Joselyne cumplió el pasado abril 15 años, la edad más importante para las adolescentes mexicanas, pero el coronavirus (COVID-19) aguó su fiesta y la de muchas quinceañeras que han tenido que cancelar la ceremonia tradicional en la que son presentadas en sociedad.

El largo vestido rosado con bordados de flores y brillantes que Alyson iba a lucir en su festejo del 4 de abril permanece guardado a la espera de una nueva fecha para una celebración que ya se ha aplazado dos veces por la crisis sanitaria de la COVID-19, que suma en México más de 150.000 casos y 17.580 fallecidos.

“Me enojé, me sentí mal y quería llorar porque ya teníamos todo y le metí muchas ganas para que quedara bien”, cuenta  la joven rememorando cuando supo que el salón de eventos que habían alquilado debía clausurar por la cuarentena que inició a finales de marzo.

De hecho, ante la incertidumbre de los días previos, Alyson pasó tantos nervios que bajó de peso y el vestido le quedaba grande.

Los barrios más tradicionales de México tienen muy arraigada esta pomposa celebración algo kitsch en la que se escenifica la transición de niña a mujer de la quinceañera.

El vestido de Alyson, quien desde pequeña veía las fiestas de sus primas y soñaba tener algo igual, ya estaba comprado, la misa agendada, el pastel encargado, las invitaciones enviadas y la sesión de fotos hecha, pero todo quedó en suspenso.

Sus padres intentaron aplazar la ceremonia a julio pero frente al temor a que la pandemia no remitiera lo suficiente, la pospusieron de nuevo a septiembre.

Aunque Alyson cuenta su historia con una sonrisa de resignación, tiene la espina clavada de que su festejo no coincida con el día de su cumpleaños.

“Todavía me siento chiquita. Siento que tendré 15 años el día de mi fiesta, ahorita son 15 años de chocolate”, explica riéndose la joven, quien bromea con que si espera un poco más, su fiesta coincidirá con la de su hermana Brenda, de 14 años.

Aun así, confía que en septiembre podrá festejar definitivamente sus tres lustros de vida y por eso sigue ensayando en el pequeño salón de su casa las coreografías de las canciones de Rihanna y Demi Lovato con las que quiere embelesar a sus invitados.

A %d blogueros les gusta esto: