domingo, septiembre 19, 2021

Coordinación Jurídica de Ceda-Cdmx, otro negocio de Marcela Villegas Silva, participantes

Funcionarios de la Dirección Jurídica, se están dejando pedir desde 200 a 300 mil pesos por realizar, algún trámite.

Por Raúl Ruiz/Reportero.

Participantes de la Central de Abastos de la Ciudad de México, denunciaron a unomásuno, que la actual Administradora y Coordinadora de la Ceda-Cdmx, Marcela Villegas Silva,  está utilizando la Coordinación Jurídica como instrumento para recaudar recursos, para ello recluto a Marisol Silva García, quién trabajara en la administración de Sergio Palacios, con la finalidad de aprovechar su experiencia en el cargo, para extorsionar a cuanto comerciante pretenda realizar alguna gestión, según los denunciantes, ante la imperante necesidad de los solicitantes realizar algún trámite, los funcionarios se están dejando pedir desde 200 a 300 mil pesos por realizar, algún trámite.

Los afectados calificaron como toda una confabulación, por parte de los integrantes de la administración de la Ceda-Cedmx, el hecho que la citada Coordinación Jurídica, desde el 7 de Diciembre 2020 cerró su ventanilla y supuestamente no atiende ningún trámite. Pero la realidad es que es un secreto a voces que se realizan trámites por debajo del agua, ya que ante la imperante necesidad de los solicitantes, de tener certidumbre jurídica, de contar con los documentos que avalen la propiedad de sus bienes, están cayendo en la trampa.

Mencionaron los denunciantes que, para la administración de la Ceda-Cdmx  es un botín suculento para actos de corrupción, las 2,500 bodegas y los 1,500 locales comerciales con los que cuenta la Ceda-Cdmx, mismos que indudablemente ha dejado y sigue generando miles de millones de pesos, por los “cochupos”, aseguraron.

Los quejosos informaron que la citada Dirección de Jurídica,  se encarga de la cesión temporal de derechos de bodegas, de locales comerciales, y también de las cesiones definitivas. Agregaron ahí también se tramita la libertad de gravamen de todo, bodegas, locales comerciales, estacionamientos aéreos, etcétera.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, o AMPI, el certificado de libertad de gravamen es un documento que se expide para demostrar que la propiedad adquirida no cuenta con ninguna deuda y está libre de todo.

Desde la fecha ya mencionada, supuestamente nadie puede cambiar el nombre de beneficiarios, participantes o ceder derechos temporales que son por un año, o definitiva. Situación de que se están aprovechando, para lucrar y obtener recursos, mismos que no sabe a dónde se están gastando.

Por otra parte los participantes quienes cuentan con antecedentes de la gestión de Marisol Silva García,  desde la administración de Sergio Palacios, dicha funcionaria que ocupo dicho cargo como titular de la Dirección Jurídica, ahora regreso con la espada desenvainada, rescatada con ese propósito por parte de la actual administración de Marcela Villegas Silva.

Los inconformes, calificaron a la Ceda-Cdmx, como la “una de las Cajas grandes”, del gobierno de la Ciudad de México, ya que es utilizada para generar miles de millones de pesos anuales, los cuales a nadie se le rinde cuentas, y si son desviados los dineros para sufragar gastos, de altos funcionarios del gobierno central, para solventar gastos para posesionar la imagen de militantes del partido MORENA, recursos que fueron utilizados para apoyar en gastos de la Consulta Popular, misma que al final de cuentas fue un total “fracaso”.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: