domingo, julio 25, 2021

Condenan a prisión a expresidente francés Nicolas Sarkozy, por escándalo de corrupción

El ex presidente francés fue condenado por intentar sobornar a un juez a cargo de otro caso que lo involucraba: le prometió un puesto en Mónaco

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy (2007-2012), quien se había convertido en el primer ex mandatario en décadas sentarse en el banquillo de los acusados, fue condenado por el intento de soborno de un juez, en uno de los varios casos de su complicada situación judicial.

“Lo haré ascender”, prometió Sarkozy en una conversación telefónica con su abogado, Thierry Herzog. Se refería al juez Gilbert Azibert, magistrado del Tribunal Supremo, quien estaba en el denominado caso Bettencourt, un escándalo familiar que lo salpicó, aunque terminó sobreseído. El ofrecimiento era para acceder a un puesto de prestigio en Mónaco, aunque Azibert no llegó a ocupar ese lugar.

Según acusaba la Fiscalía, Sarkozy, su abogado y el juez hicieron “un pacto de corrupción” en febrero de 2014 para obtener beneficios. Sarkozy buscaba recuperar sus agendas incautadas.

Las conversaciones con su abogado fueron obtenidas porque las líneas estaban intervenidas en otro caso, el de presunta financiación de su campaña de 2007 con dinero del régimen libio de Muammar Khadafi.

En el año 2014, Sarkozy y Herzog usaron teléfonos celulares secretos —registrados con el alias de “Paul Bismuth”— para poder sostener conversaciones privadas, ya que temían que sus comunicaciones estuvieran siendo interceptadas. El ex mandatario y su defensor sostenían que compraron los teléfonos secretos para no caer víctimas de intercepciones ilegales. Los investigadores, sin embargo, sospechan que simplemente no querían ser descubiertos por la policía.

Los jueces han determinado que las conversaciones entre Sarkozy y su abogado parecen indicar que sabían que los investigadores estaban escuchando sus comunicaciones en sus teléfonos oficiales.

Los cargos de corrupción y tráfico de influencias conllevan una pena máxima de 10 años y una multa de un millón de euros (1,2 millones de dólares).

Sarkozy, de 66 años, es el primer ex presidente de Francia desde la instauración de la Quinta República (1958) en sentarse físicamente en el banquillo de los acusados. Antes de él, solo Jacques Chirac, su antecesor y mentor político, fue juzgado y condenado por malversación de fondos públicos cometida cuando era alcalde de París, pero debido a problemas de salud nunca compareció ante la corte.

Los problemas judiciales de Sarkozy no terminan aquí. Este mismo mes, el miércoles 17, enfrenta otro juicio en el caso “Bygmalion”, relativo a los gastos de su campaña presidencial de 2012, junto a otros 13 acusados.

Además, siguen en proceso de instrucción la de financiación de su campaña presidencial de 2007 con dinero libio y su nombre aparece también en las investigaciones sobre una indemnización pagada al exministro y empresario Bernart Tapie sobre el encargo de encuestas sin concurso público en su etapa en el Elíseo o en las ventas de helicópteros a Kazajistán y de armamento a Pakistán.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: