sábado, octubre 23, 2021

Con estrictas medidas de salud y horarios específicos, el próximo lunes 18 de enero podrían reabrir gradualmente los restaurantes en la CDMX

Con estrictas medidas que deberán respetar íntegramente, es un hecho que el próximo lunes reabrirán gradualmente los restaurantes en la Ciudad de México, lo cual agradecieron los empresarios del ramo, aunque será mañana cuando lo hagan oficial.

Las autoridades aceptaron que estos negocios abran hasta las 18:00 horas, después sólo darán servicio para llevar; el Gobierno pretendía que la atención fuera hasta las 16:00 horas.

Sin embargo, los empresarios plantearon que “ese horario es inviable, porque elimina las comidas, dado que culturalmente el comensal llega a comer entre 14:30 y 15:00 horas”.

A cambio de ello, la autoridad exige terrazas y mesas al exterior, así como mantener la distancia de 1.5 metros entre clientes.

Los restauranteros se van a coordinar con las alcaldías para que faciliten que los negocios que no cuenten con terraza atiendan en la banqueta.

En cada mesa no habrá más de cuatro personas, se aplicará el protocolo de “Mesa Segura”, reinstalar el uso del código QR, muestreo de empleados semanal a 5% de la plantilla, con pruebas Covid-19 en negocios con más de 50 trabajadores.

Se acompañará a los trabajadores del Instituto de Administración Administrativa (Invea) en operativos de supervisión.

En la mesa de trabajo, los restauranteros ofrecieron que a partir del 25 de enero, “cada vez que la Ciudad de México tenga que regresar a semáforo rojo, la apertura será con un aforo de 25% en interiores y 35% en terrazas y mesas al exterior”

No más de seis personas por mesa, el servicio será hasta las 22:00 horas de martes a domingo, con el lunes de cierre, sin música y mantener las medidas anteriormente detalladas.

De pasar al color naranja, plantearon regresar a las condiciones de operación publicadas en la Gaceta Oficial: aforo de 30% en interiores y 40% en exteriores; cierre hasta las 23:00 horas; música y seis comensales por mesa.

Asimismo, continuar con el uso sistemático del código QR, muestreo de empleados semanal a 5% de la plantilla con pruebas Covid-19 en establecimientos con más de 50 trabajadores y acompañamiento al Invea en los operativos de supervisión.

Los empresarios confían en mantener abiertos, cuando menos, 10 mil negocios y evitar la cancelación de 50 mil empleos directos y pérdidas económicas millonarias, aseguró la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: