Inicio / Notimomento / Comer en el momento indicado podría mejorar tu salud

Comer en el momento indicado podría mejorar tu salud

Un estudio del Consejo de Investigación Médica identificó la insulina como una señal primaria que ayuda a comunicar el tiempo de las comidas a relojes celulares ubicados en el cuerpo

na nueva investigación ha encontrado que no es solo lo que comes, sino que es importante cuándo comes, un conocimiento que podría mejorar la salud de los trabajadores por turnos y las personas que sufren jet lag. El estudio financiado por el Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés) de Reino Unido identificó la insulina como una señal primaria que ayuda a comunicar el tiempo de las comidas a los relojes celulares ubicados en todo nuestro cuerpo, comúnmente conocido como el reloj corporal.

El equipo detrás de la investigación, publicada este jueves en la revista ‘Cell’, cree que esta mejor comprensión puede conducir a nuevas formas de aliviar la mala salud asociada con la interrupción del reloj corporal. Estas fórmulas podrían incluir comer en momentos específicos o tomar medicamentos dirigidos a la señalización de la insulina.

El reloj corporal, también conocido como ritmo circadiano, es un ciclo biológico de 24 horas que se produce individualmente en cada célula del cuerpo, impulsando los ritmos diarios en nuestra fisiología, desde cuándo dormimos hasta los niveles de hormonas, y cómo respondemos a los medicamentos. Nuestro reloj corporal está sincronizado con el entorno circundante por la exposición a la luz del día y el tiempo de las comidas.

Esta sincronía es importante para la salud a largo plazo, y es bien sabido que interrumpir el ritmo circadiano mediante el trabajo por turnos o viajar a través de zonas horarias puede ser perjudicial para la salud. Es importante destacar que se piensa que comer en momentos inusuales, como ocurre a menudo durante el trabajo por turnos y el jet lag, es una causa importante de la interrupción del reloj corporal. Sin embargo, anteriormente no se sabía exactamente cómo el reloj corporal detecta y responde a la hora de las comidas, lo que dificulta la prestación de consejos médicos o intervenciones que puedan aliviar el problema.

Redacción unomásuno

unomásunomxoficial@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2019