Inicio / Dinero / CoDi, la nueva forma de pago en México, pero… ¿Qué es? y ¿Cómo funciona?

CoDi, la nueva forma de pago en México, pero… ¿Qué es? y ¿Cómo funciona?

Este lunes entra en funciones una nueva era en los métodos de pago: la plataforma de Cobros Digitales, CoDi, que busca ofrecer a las personas usuarias de la banca en México, una forma de amortizar sus compras de forma segura y en tiempo real por medio de sus dispositivos móviles.

Esta tarde el Gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, y Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) dieron el “banderazo de salida” al uso de la plataforma, pero ¿qué es y cómo funciona?

Funciona a través de la lectura de códigos Quick Response (QR), a través de una aplicación que se descarga en los teléfonos celulares inteligentes.

CÓDIGO QR ¿QUÉ ES?

Los códigos Quick Response, o QR, son códigos de barras que almacenan información, como lo hacen las URL. Fueron creados por la compañía japonesa Denso-Wave en 1994.

Su nombre se debe a que creadores querían que la información del código se leyera a alta velocidad. En los códigos QR puede almacenarse información de contacto, direcciones web, direcciones de emails, mensajes, números de teléfono, textos de hasta 350 caráceres, parámetros de acceso a redes Wifi, y geolocalizaciones.

¿CÓMO FUNCIONA CODI?

El mecanismo funciona tanto para cobrar como para pagar bienes y servicios mediante la lectura de códigos QR, gracias al escaneo con el que se pueden efectuar transacciones de forma inmediata sin usar dinero en efectivo ni tarjetas bancarias.Es un método libre de comisiones tanto para el cliente como para el negocio, en tanto el tope de las transacciones sea de 8 mil pesos.

Además, cuenta con un sistema de mensajería gratuito acompañando los pagos: cada vez que un usuario utilice el CoDi, recibirá una notificación de que su dinero llegó a la cuenta del establecimiento, y el comercio a su vez un aviso de que el pago está hecho.

El CoDi representa un pago inmediato que evita a las personas salir de su casa con efectivo e inclusive con tarjetas bancarias. Es una forma de recibir pagos a una velocidad mayor que el actual SPEI, sin comisiones en montos de hasta ocho mil pesos, y garantizar mayor transparencia en la procedencia de los ingresos.