viernes, julio 30, 2021

Cárceles, universidades del crimen

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

Todos y cada uno de los penales que operan a lo largo y ancho del territorio nacional, entre los que destacan los 13 existentes en la Ciudad de México, deben ser autofinanciables y dejar de ser universidades del crimen, donde conviven homicidas, narcotraficantes, secuestradores, violadores y otra “gama de criminales” con primodelincuentes, los que en su mayoría de éstos egresan “graduados y doctorados” en diversas disciplinas delictivas. En la capital del país las autoridades erogan diariamente un aproximado de 10 millones de pesos en la manutención de más de 27 personas privadas de su libertad, la mayoría de ellas jóvenes y de 30 a 40 años.

“Mientras a quienes tienen la desgracia de estar privados de su libertad no se les obligue a trabajar, realizar actividades productivas y educarse, difícilmente los penales mejorarán, dejarán de ser sucursales e incluso universidades del crimen. La fuerza laboral que existe en los cientos de cárceles de las 32 entidades federativas es enorme, pero lamentablemente está desperdiciada, ya que no se puede obligar a los reos a trabajar, estudiar o dedicarse a actividades redituables, que les permitan mejorar económica y educativamente”, puntualiza el penalista Enrique Fuentes Ladrón de Guevara, ex funcionario del Sistema Penitenciario.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: