martes, junio 22, 2021

Bukele advierte a EU que cambios en El Salvador son «irreversibles»

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, rechazó el llamado que hizo el enviado especial de Washington, Ricardo Zúñiga, en su visita a San Salvador, de restituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general, Raúl Melara.

Bukele, reiteró decisivamente este miércoles que las destituciones por el Parlamento de jueces y del fiscal general son «irreversibles”.

Apenas se instaló el 1 de mayo, la Asamblea Legislativa, dominada por los aliados de Bukele, destituyó a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general, Raúl Melara, lo que provocó una condena internacional y en sectores de la oposición que denunciaron un atentado contra la separación de poderes.

«Para nosotros tanto en el Congreso como en el Ejecutivo, pensamos que lo correcto, lo mejor, sería volver a una situación apegada a la Constitución», aseguró Zúniga, en el último día de una visita de tres días a El Salvador.

«Nuestro punto de vista es que la decisión del 1º de mayo no fue apegada a la ley, ni a la Constitución, ni al procedimiento legal de la Constitución en el caso de los magistrados ni del Fiscal General», destacó.

«A nuestro criterio lo mejor sería restaurar la situación que había al 30 de abril», aseguró Zúniga.

El enviado especial de Joe Biden para el Triángulo Norte de Centroamérica sostuvo que Washington continuará hablando con el gobierno salvadoreño y con los «socios y aliados» en la comunidad internacional para «buscar una manera de volver al marco constitucional».

«No vamos a volver al pasado, iremos hacia el futuro. Quisiéramos que nos acompañaran, pero si no lo desean, los comprendemos. Bendiciones», puntualizó Bukele.

En El Salvador desde el lunes para una visita centrada en la gobernanza democrática e inmigración, Zuñiga se reunió con el directorio de la Asamblea Legislativa y con Bukele evocando en ambos casos «una reunión muy cordial» pero remarcando que «hay diferencias».

El enviado de Estados Unidos también dejó clara la preocupación de Washington sobre el papel de China en Centroamérica, que según analistas locales busca acercarse a un gobierno salvadoreño enfrentado a una deuda externa que ronda el 90% del PIB y que cubre con préstamos buena parte del presupuesto anual.

 

Similar Posts