Inicio / Nacional / Blindan el centro histórico, en la víspera del 2 de Octubre

Blindan el centro histórico, en la víspera del 2 de Octubre

Por Raúl Ruiz-Miguel Celaya/Reporteros.

A tan solo unas horas de conmemorarse un aniversario más de los hechos trágicos de la matanza del 2 de Octubre de 1968, el Centro Histórico de la Ciudad de México, se está transformando en un bunker, ya que en monumentos históricos, edificios públicos, plazas comerciales, hoteles, instituciones bancarias, están siendo instalando vallas metálicas de tres metros de altura, con la intensión de protégelos de actos vandálicos. Por si fuera poco se mantienen un sinfín de filtros, controlados por decenas de policías de la SSC, no se puede circular el auto, además de que el paso peatonal está restringido y solo pueden acceder al primer cuadro, las personas que se dirigen a laborar.

El 2 de Octubre de 1968, la historia que derivó en una masacre empezó con una pelea de estudiantes en el centro de Ciudad de México. El grupo antimotines de la policía capitalina, conocido como Cuerpo de Granaderos, intervino para calmar la riña. Pero lo hizo de manera brutal.

Golpeó a decenas de estudiantes y testigos de la pelea. Persiguió a los jóvenes hasta las escuelas donde buscaron refugio y también allí agredió a alumnos y profesores que impartían clase.

Las autoridades reportaron autobuses quemados y el estallido de artefactos explosivos. Decenas de jóvenes fueron detenidos y en el Zócalo, la plaza central del país, se desplegaron tanquetas y decenas de militares.

El Ejército ocupó las instalaciones de la UNAM y el IPN, pero no logró contener el movimiento agrupado en el Consejo Nacional de Huelga (CNH).

El rector de la Universidad Nacional, Javier Barros Sierra, renunció en protesta por la invasión a la autonomía universitaria.

El movimiento sólo fue contenido hasta la tarde del 2 de octubre. Ese día se había convocado una nueva marcha de protesta que partiría de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Cientos de soldados rodearon el sitio. Cuando los estudiantes anunciaban que se cancelaba la caminata para evitar violencia, inició una balacera contra la multitud.

Cincuenta años después, aún no está claro dónde empezaron los disparos. Tampoco se sabe realmente cuántas personas murieron o fueron heridas. Pero el ataque se convirtió en un parteaguas en la historia del país. Desde el 2 de octubre de 1968 México fue otro, social y políticamente distinto al del día anterior.

En este año 2020 ahora derivado de la violentas manifestaciones ahora, las vallas metálicas, ya forman parte de la imagen urbana, debido a las constantes marchas, donde los manifestantes, han dañado el patrimonio nacional como Palacio de las Bellas Artes, Hemiciclo a Juárez,  la sede del Banco de México, Nacional Monte de Piedad, así como hoteles 5 estrellas, sucursales bancarias, comercios establecidos, motivo por el cual ya fueron protegidos.

A %d blogueros les gusta esto: