miércoles, septiembre 22, 2021

Ballena deambula sin rumbo en Mediterráneo, no logra volver a su hábitat natural

En los últimos días se detectó un nuevo avistamiento de una ballena gris que deambula por el Mediterráneo hace ya varios meses, informó La Red Nacional de Encalladura de Mamíferos Marinos .

La ballena, tiene una longitud de ocho metros y una edad de un año y medio, perdió su rumbo y no logra volver a su hábitat natural.

El primer registro que se tiene de ella es en las costas de Marruecos, en marzo. Luego, fue vista en Nápoles, Roma y Génova. Lejos está de encontrar el rumbo y retornar al Pacífico norte y hace poco fue vista en costas francesas, más precisamente en Bormes-les-Mimosas, al sur del Francia.

“Es posible que se haya perdido en el mar de Beaufort durante su primera temporada de alimentación”, precisó Adrien Gannier, quien es veterinario y miembro de la Red que monitorea la situación de la ballena, en diálogo con medios locales.

“La dejamos a una milla náutica del cabo Bénat”, agregó. Los expertos especulan con que siga su ruta a costas españolas para luego subir por el Atlántico rumbo, finalmente, a reencontrarse con su especie. Por otro lado, aseguraron que la ballena tiene un buen estado de salud pero que está un tanto delgada debido al cambio de alimentación.

 

Actualmente se conocen dos poblaciones de ballenas grises que ambas se ubican en el Océano Pacífico. La más grande, que cuenta con cerca de 22 mil ejemplares, se mueve en la zona de Baja California en invierno y migra a Alaska en verano.

Desde el año 1980, tan solo tres ballenas han sido vistas en las zonas del mar de Beaufort deambulando por costas europeas. La explicación que encuentran los expertos es que se desorientan en su primer viaje migratorio y eso puede provocar que terminen lejos de los lugares donde estos animales frecuentan.

 

 

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: