Inicio / Mundo / Así miden y pesan a los animales de un zoológico en Londres

Así miden y pesan a los animales de un zoológico en Londres

El recinto de Londres, en Inglaterra, comprueba el estado de salud de sus residentes

El parque de la capital británica aplica curiosas estrategias para hacer posible un censo anual de sus animales

Los animales silvestres viven mejor en su medio natural pero si por alguna circunstancia se encuentran en un parque zoológico, por lo menos que sea en una institución que garantiza su bienestar y aprovecha su estancia con finalidades educativas o científicas.

Los responsables del Zoo de Londres (de la Zoological Society of London) tienen muy claros estos objetivos y, entre muchas otras actividades, organizan cada año una jornada de inventario o censo general, en el que se incluyen datos de peso y medida de buena parte de sus inquilinos.

El trabajo no es fácil porque el zoo de la capital británica cuenta con más de 19.000 ejemplares, y muchos de ellos no sienten simpatía por las balanzas y las cintas métricas.

El inventariado de este año se llevó a cabo el 23 de agosto y contó la participación -más o menos voluntaria- de polluelos de pingüino, monos ardilla y tigres de Sumatra. El control y estudio de los animales de este parque se realiza a lo largo de todo el año pero la jornada del 23 de agosto ocupa a todo el personal del centro y es utilizada -además de su finalidad científica- como un acto de divulgación y relaciones públicas.

No se puede olvidar que los animales tienen “diferentes personalidades y temperamentos y por ello los cuidadores del zoológico usan tácticas ingeniosas para tentar a los animales a ponerse de pie para ser medidos o pasar por la báscula”, destacan los responsables del centro.

“Los miembros de la colonia de pingüinos de Humboldt se alinearon ordenadamente para pisar la balanza antes de recibir una recompensa a pescado cada uno, mientras que los monos ardilla y suricata de gorra negra resultaron ser un poco más complicados para sus cuidadores del zoológico, todos saltando al mismo tiempo”.

El tigre de Sumatra conocido como Jae-Jae pesó 135 kilogramos en la balanza instalada en el árbol en el que se situó su desayuno, mientras que las jirafas Maggie, Mollie y Ellish fueron seducidas con jugosas verduras frescas situadas en la parte alta de una cinta métrica. Más fácil fue el trabajo con los caracoles gigantes o los insectos palo.

El pesaje y medición anual es una oportunidad para los cuidadores del Zoo de Londres de “asegurarse de que la información que registran a lo largo del año sea precisa”. Toda la información se agrega al Sistema de Gestión de Información Zoológica (ZIMS), una base de datos compartida. con zoológicos de todo el mundo que ayudan a los cuidadores del zoológico a comparar información importante sobre miles de especies en peligro de extinción.

El gerente del zoo británico, Mark Habben, destaca que el censo anual “ayuda a asegurarse de que todos los animales están sanos, comen bien y crecen a la velocidad que deberían: ¡el peso es un indicador de salud particularmente importante, e incluso podemos detectar embarazos a través de una línea de cintura en crecimiento!”.

”Al compartir información con otros zoológicos y conservacionistas de todo el mundo, todos podemos utilizar este conocimiento para cuidar mejor de las especies en peligro que luchamos por proteger”, indica Mark Habben. JEC.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2018