Inicio / Mundo / Así comenzó la guerra entre el MARRO Y EL MENCHO

Así comenzó la guerra entre el MARRO Y EL MENCHO


Guanajuato se convirtió en el escenario bélico entre el CJNG y el cártel Santa Rosa de Lima para hacerse del robo de combustible
La violencia en Guanajuato se ha disparado en los últimos años hasta llegar a cifras históricas, en gran medida ocasionadas por el robo de combustible, crimen que también se ha ido a la alza.
Varias son las bandas de “huachicol” que operan en Guanajuato, pero son dos particulares las que se han hecho del robo de combustible: el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el cártel de Santa Rosa de Lima.
De un lado, los de Jalisco liderados por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, el capo de las drogas más buscado del mundo; del otro los de Guanajuato encabezados de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, el “huachicolero” más buscado del país.
Los primeros indicios de esta guerra datan del 2017, cuando el CJNG incursionó de manera voraz en el robo de combustible en Guanajuato.
Los de Jalisco ya lo habían hecho en Puebla y en Veracruz, enfrentándose a bandas locales del robo de combustible como la de “El Bukanas” derivada de “Los del CJNG en Guanajuato a Francisco Cerda Guillén, alías “El Señor de la Silla”.
Sin embargo, en las entrañas de Guanajuato yacía una banda nacida en Santa Rosa de Lima, municipio de Villagrán, con el único fin de extraer hidrocarburos de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).
Con el fin de rechazar el ingreso del CJNG a tierras guanajuatenses, el cártel de Santa Rosa de Lima difundió un video, protagonizado por “El Marro”, donde un grupo de hombres fuertemente armados arriba de camionetas disparan al cielo y amenazan al CJNG. Comenzaba la guerra.
La principal zona de disputa fue el llamado “Triángulo de las Bermudas” o el “Triángulo del ´huachicol´ de Guanajuato”, formada por los municipios Apaseo El Grande, León, Salamanca.
En aquel año, 2017, fueron asesinados mil 423 personas en Guanajuato; para 2018, los homicidios dolosos aumentaron 131% al registrarse 3 mil 290 casos, según cifras oficiales.
La disputa tomó un giro inesperado cuando, en octubre del año pasado, se reportó la muerte de “El Señor de la Silla”, presuntamente por un paro cardiaco.
El CJNG quedaba descabezado en Guanajuato, hecho que el cártel de Santa Rosa de Lima aprovechó para ampliar su poder.
No solo logró resistir los embates del cártel criminal más poderoso del país, sino que también evitó los operativos de las autoridades federales.
Pobladores, presuntamente pagados por los “huachicoleros”, evitaban con marchas, incendios y bloqueos, que las Fuerzas Armadas entraran a territorio del cártel de Santa Rosa de Lima.
Además de la cooptación de autoridades locales. Elementos del Ejército han denunciado a medios locales que policías municipales reciben sobornos de los “huachicoleros”.
Mientras que audios difundidos en redes sociales muestran el supuesto vínculo entre los políticos locales y cabecillas del cártel guanajuatense, pactando para desviar dinero del erario.
Las Fuerzas Federales lograron, sin embargo, entrar a la zona controlada por “El Marro” provocando la huida de éste y demás cabecillas del cártel de Santa Rosa de Lima.
Trasciende que “El Marro” está huyendo del operativo en su contra, peor no ha salido del estado y es lógico, mientras más se aleje del centro de Guanajuato, más vulnerable será el “huachicolero”, no solo de las autoridades, sino de sus enemigos, entre ellos, el CJNG.
Esta cacería contra “El Marro” y el cártel Santa Rosa de Lima podría ser aprovechado por el CJNG para hacerse de una presencia más fuerte en Guanajuato.
En tanto, las muertes continúan en el estado, durante el primer mes del año se registraron en Guanajuato 293 asesinatos, siendo la entidad más violenta en lo que va del 2019

Redacción unomásuno
unomásunomx@gmail.com
D.R. unomásuno, UTV 2019