sábado, septiembre 18, 2021

Asesinan a los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile en Burkina Faso

Los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile murieron en una zona boscosa del sur de Burkina Faso, donde realizaban un documental sobre la caza furtiva, uno de los negocios más lucrativos de los grupos armados que proliferan en este estado fallido en el corazón del Sahel.

Tanto David Beriáin y Roberto Fraile, junto a otro informador irlandés, cuyo nombre no ha trascendido, iban en un convoy militar de 40 soldados que patrullaba en el parque natural Arly, junto a la aldea de Natiaboni, cerca de la frontera con Benin.

Los periodistas, llevaban una semana grabando con los militares que formaban parte de una formación contra la caza furtiva que iba a durar seis meses.

Desde el lunes se perdió el contacto con ellos hacia las 15:30 horas en un parque natural situado en la frontera entre Burkina Faso y Benín, una «zona peligrosa por ser campo de operaciones de terroristas, cazadores furtivos y bandidos», ha subrayado González Laya.

Los medios locales informaron que dicho ataque se saldó con tres heridos y cuatro desaparecidos. Posteriormente informaron fuentes de seguridad, que los tres occidentales fueron ejecutados por sus captores.

En el ataque también robaron armamento y equipamiento, entre el cual se encuentran dos ametralladoras montadas sobre vehículo, un dron, 12 motocicletas y receptores de frecuencia.

Cerca de la localidad de Pama, capital de la provincia, los milicianos del Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes, vinculado a Al Qaeda y con base en el vecino Mali, cerraron el paso a los vehículos y abrieron fuego. Ya han reivindicado su muerte en internet.

Los escasos testigos del incidente, algunos soldados que huyeron heridos de bala, declararon a sus mandos que intentaron proteger a los periodistas, pero que se vieron superados y tuvieron que huir.

Dos soldados que están en el hospital de la capital, Uagabugú, han sufrido amputaciones de piernas y brazos, pero no han sido autorizados a hablar ante la prensa. Las mismas fuentes, desde Burkina Faso, declaran que los supervivientes del ataque fueron ejecutados después por los yihadistas.

Roberto Fraile trabajó durante dos décadas en Salamanca, era un periodista especializado en la grabación de reportajes internacionales en zonas de conflicto, resultó herido en 2012 por la explosión de un artefacto cuando trabajaba como cámara en la ciudad siria de Alepo. Viajaba a distintos países de distintos continentes para la realización de reportajes como el que estaba desarrollando hasta esta semana en Burkina Faso.

David Beriáin era muy experimentado en la cobertura de situaciones de conflicto y había trabajado en numerosos países a lo largo de su amplia trayectoria periodística por la cual fue acreedor a varios reconocimientos.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: