Inicio / Cine / Amor y sexualidad, cuestión de energía y no de edad: Mónica Bellucci

Amor y sexualidad, cuestión de energía y no de edad: Mónica Bellucci

 

«El amor, la sensualidad y la sexualidad son cuestiones de energía y no de edad», señaló este jueves en rueda de prensa la imparable y bellísima actriz italiana Mónica Bellucci, quien presentó en la Academia de Cine en Madrid «En la vía láctea», un romance ambientado en la Guerra de los Balcanes dirigida y coprotagonizada por Emir Kusturica.  

Dicho filme llegará a las pantallas el 14 de julio y se trata de una cinta que su director describe como un «cuento de hadas moderno» en el que Bellucci deja ver su madurez interpretativa con un misterioso personaje sin nombre muy alejado de sus trabajos en obras como Malena (2000) o Matrix (2003) .

Es el reciente trabajo en la gran pantalla de la bellísima Bellucci, quien ha trabajado en otro momento a las órdenes de Francis Ford Coppola, Sam Mendes, los hermanos Wachowski, Robert Zemeckis, Giuseppe Tornatore, Terry Gilliam e Isabel Coixet.

La actriz italiana, quien estudió Derecho y que despegó su carrera como modelo, interpretará su personaje en plena madurez y camino a los 53; consciente del paso del tiempo y  que sabe que no debe dormirse en sus laureles viviendo de sus rentas.

Bellucci vive el momento más dulce de su carrera porque puede interpretar ahora personajes maduros que «hace 6 o 10 años no hubiera podido haber hecho» y sabe que es «afortunada» por ello, como demuestra su papel en la nueva cinta de Emir Kusturica.

Para ella, este personaje «es un papel adulto», con el que ha convivido los cuatro años en los que dice «se abandonó completamente» al proyecto de Kusturica, un filme en el que la actriz italiana ha tenido que hablar por primera vez en serbio.

«Mi físico está cambiando y puedo hacer otro tipo de personajes» Su personaje en este retorno de Kusturica, autor de cintas icónicas como Underground y ganador de dos Palmas de Oro, es «maternal», aunque, a la vez, «puede matar», ya que está inspirado en la historia real de una espía serbio-italiana que se hacía llamar Luna.

Ambientada en la Guerra de los Balcanes, la cinta es una oda a la naturaleza y al amor cuando una misteriosa mujer de origen italiano, que encarna Bellucci, aparece en la vida de Kostos.

El filme se inspira en la historia real de una espía serbio-italiana «En el momento en el que se conocen simplemente pasa algo mágico», argumenta la actriz sobre estos dos personajes a los que «no les queda nada que perder» en mitad de la cruenta guerra yugoslava en los años 90.

Bellucci actualmente se encuentra produciendo una serie internacional en la que también actuará, pero de la que no ha querido revelar detalles, aparte de que versará sobre una «mujer muy interesante». Ese proceso de producción y poder involucrarse en un guión le «da tiempo para ella», dice, y para estar más con sus dos hijos, aunque ante la posibilidad de ponerse detrás de las cámaras, es tajante: «Nunca voy a ser directora, eso seguro», asegura.

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2017