En México la palabra «quincena» es sinónimo de día de pago para toda la población productiva. Ese día los restaurantes se llenan, los taxistas realizan más viajes, hay más tránsito  y toda aquella persona que tenga cualquier tipo de negocio gana más por el simple hecho de que la mayor parte de la población tiene dinero en el bolsillo, pero todo esto puede cambiar por el Coronavirus.

La Asociación de Bancos de México (ABM) proponen que a fin de evitar tumultos de personas en las sucursales bancarias y los cajeros, tanto las empresas como los gobiernos cambien los días de pago, a fin de que no todos reciban su salario al mismo tiempos los días 15 y 30.

Esta propuesta, que la ABM realizó, empezó a ser secundada por los gobiernos del país, el primero fue el de la Ciudad de México, cuya titular Claudia Sheinbaum dijo:

“La diversificación de los días de pago que ya estamos trabajando con distintas cámaras y empresas de modo que no todos se concentren el día primero y el 15, o dependiendo si toca en viernes, que sea el día previo para que no haya concentración de personas, y estamos en posibilidad de pláticas con otros esquemas que utilizan cajeros automáticos y otros mecanismos para entregar los recursos”, señaló Sheinbaum.

Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, indicó que se promoverá que parte de los empleados de banco trabajen desde casa, trabajar junto con el Gobierno de la CDMX para que en sucursales de alta demanda haya sana distancia y empezarán a promover que los clientes usen aplicaciones como CoDi, a fin de que acudan los menos posibles a los bancos.

Estas acciones se anunciaron durante una videoconferencia que sostuvieron Luis Niño de Rivera y Claudia Sheinbaum.