Luego de que se viralizó la historia de Juanita, una abuelita que vende gelatinas durante la pandemia del coronavirus en México ya que es la única forma de generar ingresos para su familia, personas y empleados de la zona en la que labora la señora denuncian explotación.

De acuerdo con los empleados de la zona de bancos de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, temen que la señora de la tercera edad sea víctima de explotación, ya que afirman ver cuando le llevan más producto para vender, mujeres que presuntamente serían sus familiares.

Testimonios de los denunciantes aseguran que la tienen forzada a vender las gelatinas y que después de vender varias rondas de los productos, minutos después la vuelven a cargar con trabajo.

«LA TIENEN FORZADA A TRABAJAR VENDIENDO GELATINAS, TIENE A SUS HIJAS Y LE TRAEN MÁS PARA VENDER Y TODO ESO, PUES ME IMAGINO QUE LA ESTÁN OBLIGANDO A TRABAJAR, Y YA SE VE QUE YA NO PUEDE NI UNA SILLITA PARA QUE SE SENTARA SE SIENTE O ALGO», ASEGURÓ AGUSTÍN VIGILANTE DE LA ZONA.

Por su parte, más personas señalan que son sus propios familiares quienes la obligan a trabajar más turnos luego de que ya vendió varios productos, ya que se aprovechan del estado de la señora para generar empatía con los clientes.

«UNA MUCHACHA QUE VENDE CHURROS ALLÁ POR LA TORRE EJECUTIVA, LE DICEN VIENEN Y VIENEN Y LE TRAEN MÁS COSAS PARA VENDER SUS HIJOS O SUS SOBRINAS O NIETAS, YO ME IMAGINO QUE LA ESTÁN FORZANDO A TRABAJAR», SEÑALÓ OTRA DENUNCIANTE.

Cabe señalar que debido a la edad tan avanzada de Juanita, ya le es imposible recordar su edad o algún teléfono al cual se pueda comunicar para solicitar el traslado a su hogar, señalando que de igual forma se ha cambiado en muchas ocasiones de domicilio.