martes, mayo 18, 2021

Acapulco un infierno, claman justicia por incendios; locatarios de mercados, comerciantes y transportistas

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Víctimas de células del crimen organizado que viajan en motocicletas y la mayoría de ellos con el rostro cubierto con pasamontañas, comerciantes ambulantes, establecidos y locatarios de mercados, al igual que prestadores de servicios del Puerto de Acapulco, Guerrero, exigieron la presencia e intervención de autoridades policiales de los tres niveles de gobierno ante la “ola de ataques” que con bombas molotov y gasolina han sido objeto durante los últimos días, en los que han sido quemados más de 30 locales, sin que se hayan registrado detenciones.

De acuerdo a los quejosos, los incendios provocados por los integrantes de las células criminales obedece a que en la mayoría de los casos los comerciantes, transportistas y propietarios de restaurantes, discotecas y otros establecimientos de diversión se niegan, o bien retrasan, el pago que los delincuentes exigen por cobro de piso y no atentar contra sus humanidades o las de sus familias, por lo que demandan, con urgencia, la “intervención efectiva” de policías estatales, municipales, federales y de ser posible la presencia del Ejército Mexicano y la Marina Armada de México.

Expusieron que desde el miércoles pasado hombres armados, a bordo de motocicletas, bidones con gasolina e incluso bombas molotov llegan a sus locales para incendiarlos y advertirles que de no cumplir con el pago de piso sus establecimientos no estarán a salvo, lo que dificulta la reparación de los mismos. “Estamos hartos de la violencia desatada por los delincuentes y la impunidad con que estos actúan, como lo acreditan el hecho de que a pesar de que los incendios provocados en los últimos días suman varias decenas, no se tiene conocimiento de detenciones”.

Expusieron que para las empresas delictivas lo mismo dan los puestos informales, establecidos, restaurantes, merados, discotecas, bares que otros sitios de postín, ya que lo importante para los presuntos responsables es que se les pague el derecho que dicen tener para que nosotros podamos prestar servicio y con ello llevar dinero a casa”. Locales de los mercados Merced Central, El Parazal y Santa Lucía han sido los más afectados por la violencia de los “emisarios del mal”.

La Central de Abastos no ha permanecido ajena a la barbarie de las células y de ello pueden dar fe elementos de Protección Civil y Cuerpo de Bomberos, los que en los últimos ataques no reportaron, por fortuna, desgracias personales, aunque los daños materiales ascienden a varios millones de pesos.

Sobre los lamentables hechos, autoridades ministeriales de la Fiscalía General de Justicia estatal inició la integración de carpetas de investigación, las que se estima, por parte de los afectados, se sumarán a las demandas que con anterioridad fueron presentadas no sólo por comerciantes en diversos rubros, sino por taxistas y transportistas, entre otros.

 

Similar Posts