Inicio / Nacional / Acapulco golpeado por 16 células del narco

Acapulco golpeado por 16 células del narco

Al menos 16 células criminales han sumido a Acapulco en una ola de violencia.

En los últimos 21 meses, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se han registrado más de mil 300 muertes en la ciudad que otrora fuera considerada un paraíso turístico.

De acuerdo con un reporte interno de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) municipal, se disputan la ciudad células de sicarios que son escisiones de Cártel Independiente De Acapulco (CIDA), un brazo en el puerto de lo que alguna vez fue la organización de los Beltrán Leyva, dirigida por Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”

Según el informe, el CIDA es actualmente el cártel más fuerte, pues controla la distribución de droga y el cobro de cuotas a negocios de todos los giros comerciales.

Opera en la Costera Miguel Alemán, el centro de la ciudad, y más de 80 colonias del área poniente, además del penal de Las Cruces.

“Los Virus”, el segundo grupo más importante, controla parte de la Zona Diamante y Puerto Marqués y otra parte de la Costera Miguel Alemán, según el reporte.

Ante la falta de seguridad, en varias colonias los vecinos se han impuesto una especie de “toque de queda” en horas de la noche para no ser víctimas de la delincuencia.

Las organizaciones criminales también operan el cobro de cuotas semanales al transporte público.

Además, cuando algún grupo delictivo sufre la detención de uno de sus integrantes por parte de las autoridades, obligan a los conductores a realizar bloqueos.

Empresarios y transportistas aseguran que la batalla entre estos grupos criminales ha acentuado el cobro de piso, los secuestros y homicidios.

Alejandro Martínez Sidney, dirigente en Acapulco de la Federación de Cámaras de Comercio, aseguró que los habitantes de este municipio viven una situación de violencia imparable.

Los empresarios que tienen sus negocios en la Costera, Centro, Zona Diamante, Puerto Marqués, señaló, siguen pagando cuotas a los grupos de la delincuencia para poder trabajar.Las otras 14 células criminales, denominadas en el informe como “pandillas atomizadas”, actúan por propia cuenta en colonias suburbanas y comunidades rurales.