Inicio / Nacional / Madre abandonó a sus pequeñas hijas en Atlixco

Madre abandonó a sus pequeñas hijas en Atlixco

El nombre de una de las pequeñas apuntado en su mano, ambas sin ropa interior y con dos biberones como comida fue parte del panorama encontrado por mujeres atlixquenses responsables de poner a salvo a las hermanas de dos y tres años de edad abandonadas por su madre en una de las calles céntricas de esta ciudad.

El Sol de Puebla obtuvo el relato de una de ellas quien paso a paso contó los momentos del viernes anterior los cuales forman parte de unas de las historias de mayor impacto reciente en Atlixco.

“Eran alrededor de las 4 de la tarde con 15 minutos del 9 de noviembre pasado cuando yo salí con mi hija a la tienda. Fuimos y regresamos y descubrimos a mi vecina con su hija en brazos y a las dos nenas paradas junto a ella. Imaginé eran sus sobrinas o algo así”, destacó.

“De repente logró llamarme para pedir ayuda: Dejaron a estas niñas aquí y la mamá salió corriendo”.

“Quedé asombrada por eso. De inmediato convocamos al resto de los vecinos para tratar de buscar a la madre”.

 

 

Ambas mujeres coincidieron en algo: “La mamá de las pequeñas traía un Jumper negro con estampado de flores. Era de complexión delgada y cabello rubio”. Y volvió a la escena: “Las niñas estaban paraditas frente a la hielera iceberg (un negocio de la 3 Sur)”.

Mientras los vecinos buscaban a los familiares, la entrevistada lanzó varias preguntas a las nenas: “¿cómo se llamaban y qué edad tenían? Una respondió: 3 años y de nombre Lupita y la otra no sabía. Sin embargo, la más grande dijo que la mamá escribió el nombre de su hermana en su mano. La revisamos y tenía Melisa. Con un par de dedos descifró la edad”.

Ahí no terminó todo: “Las nenas estaban descuidadas de su aseo personal. Al observarlas, la más chiquita tenía una bolita en la frente y preguntamos qué pasó. La respuesta fue contundente: mi mamá la empujó contra la pared. De igual manera confirmamos había maltrato familiar de parte de la progenitora”.

Un dato importante: “la madre de las niñas tiene el nombre de Camila. Aunque no recordaban más. Y la última frase escuchada de ellas es: espérenme aquí”.

 

Redacción unomásuno

unomásunomx@gmail.com

D.R. unomásuno, UTV 2018